Mes: diciembre 2016

CON CARA AL 2017: RETOS Y OPORTUNIDADES EN UNA POBLACIÓN DIVERSA COMO LA MEXICANA

Por Maya Cervantes

Ante la inminente llegada de Trump a la presidencia de Estados Unidos, hay temores e incertidumbre sobre lo que sucederá con la economía, trabajo y seguridad de los mexicanos. Estas angustias no son infundadas, y no se debe menospreciar las implicaciones futuras de los manejos de la política exterior y los tratados comerciales con países extranjeros. Sin embargo, también es un momento para dirigir la mirada hacia lo que sucede dentro del país, aprovechar la riqueza social y cultural, así como identificar los males que lo aquejan y empezar la reconstrucción de la sociedad desde dentro, para no sólo poder sobrevivir, sino mejorar.

México es un país violento con 10,301 homicidios dolosos registrados en la primera mitad del año (SEGOB, 2016). A pesar de esto, hay personas de otros países como Guatemala, El Salvador y Honduras, que lo escogen como lugar de destino debido a que lo perciben como un lugar más seguro en donde incluso podrán tener una mejor calidad de vida, como se puede ver en el siguiente testimonio de Roger[1]:

“Fíjese que el tío mío cuando lo mataron, la policía estaba a una cuadra y más bien ellos resguardaron a los que mataron a mi tío. La Policía esta corrupta pues. Esa banda que mató a mi tío… de allí donde somos nosotros… emigró de allí toda la gente, los mataban y los corrían. A nosotros nos corrieron. Ya no vivíamos allí en donde vivíamos antes, hace tres años que nos fuimos. Ajá y uno va a poner denuncia y ellos todo lo saben porque la policía, la misma investigación, le pasa la información a ellos, está bien difícil. Aquí [México]es más tranquilo.” (Roger, hondureño, 30 años, 2016).

También podemos ver la percepción de que México se encuentra en una mejor situación que Honduras en esta conversación en la que intervienen Mirella y su esposo Héctor en la que comienzan hablando de una torcedura de pie que tuvo Héctor por huir de los agentes migratorios:

“Héctor: […] sólo me estiré con el pie izquierdo. Ella me tuvo que levantar más bien. Bien agüitada se puso porque ¡pucha amor! me dice: regresémonos. Estás loca, le digo. Qué me ves sufriendo aquí, pero yo no me voy a ir a hambriar a Honduras otra vez.

Mirella: Esta fea la situación allá en Honduras.

Héctor: Por eso es que existe mucha maldad allá. Porque hay mucha hambre pues y lo que están haciendo es. ¿Cómo le explico? hay gente que es corrupta, usted sabe, en vez de llevar un programa alimenticio llevan un programa de drogas. Porque saben lo que es el dinero, cocaína, heroína y cuanta cosa allí. De doce, trece años ya andan metiéndose cocaína y crack y todo eso ¿Me entiendes verdad? Porque está a la mano de cualquiera. Tenés, ten esto, ten esto porque lo que quieren es enviciarlo. Cuando tu estás enviciado tienes que salir a matar y a robar y hacer cuanta cosa para pagar sus vicios.” (Mirella, 33 años, Héctor, 31 años, hondureños, 2015).

En estos testimonios, se conjugan el hambre, la corrupción, el uso de drogas, la violencia y lo que ellos llaman “maldad” para hacer imposible la vida en su país de origen. Pero ¿El que piensen que en México puedan tener una vida mejor que en su país es sólo una percepción? Según las cifras del Programa de Desarrollo para las Naciones Unidas, los indicadores muestran que la seguridad y el nivel de vida sí son mejores en México que en esos países y no son solamente percepciones:

maya-ceTabla elaborada con datos del Informe sobre Desarrollo Humano 2015 (PNUD).

En la tabla anterior podemos ver que, en cifras, México efectivamente está mejor posicionado que El Salvador, Guatemala y Honduras, en lo que se refiere a esperanza de vida al nacer, ingreso bruto e incluso tasa de homicidios. Cabe mencionar que San Pedro Sula (Honduras) y San Salvador (El Salvador) estuvieron posicionadas en el 2015 como la segunda y tercera ciudad respectivamente más violentas del mundo, debido a la tasa de homicidios registrados en ellas (SJP, 2016). Mientras estas circunstancias no mejoren en esos países, seguirá habiendo un éxodo de quienes buscan salvar su vida o mejorarla.

México es un país de contrastes y desigualdades. Lo que nos muestran las cifras y testimonios de personas de otros países, es que no sólo estamos mejor que otros países, sino que podríamos estar peor y estas condiciones no sólo dependen del gobierno o de las personas en el poder, sino de cada uno de los individuos que residimos en México. Según la misma lista de las ciudades más violentas del mundo, en 2015 cinco mexicanas abandonaron la lista al disminuir el número de asesinatos. Esto ofrece un poco de esperanza ante las malas noticias mundiales.

Asimismo, no se puede olvidar que México es un país diverso, hay 62 grupos etnolingüísticos originarios reconocidos (Navarrate, 2008) y cuenta con una población que se ha nutrido de numerosas oleadas de migraciones extranjeras al país entre las que se encuentran españolas, guatemaltecas, chinas, francesas, cubanas, libanesas y alemanas. Además, México es un país de “origen, tránsito, destino y retorno de migrantes” (DOF, Ley de Migración, artículo 2, 2011). Esos son los hechos y es la base desde la que se deben construir estrategias económicas, políticas y sociales, tanto desde el gobierno como, desde la sociedad civil, que nos ayuden a aprovechar las cualidades y capacidades que ofrece la gran diversidad de formas de concebir el mundo, saberes y habilidades que conlleva esta característica. De la misma forma, debemos entender lo que significan la xenofobia, racismo, clasismo, misoginia y homofobia (o cómo se expresan por ejemplo en segregación, desprecio, descalificación, falta de empatía, sensación de superioridad y agresión a otros seres humanos) y combatirlos desde la vida diaria ya que dividen a la sociedad mexicana y la debilitan. Si Kropotkin estaba en lo correcto, la solidaridad y el apoyo mutuo serán claves para la supervivencia y para la superación de los retos que se avecinan.

Referencias citadas:

Diario Oficial de la Federación (DOF), 2011. Ley de Migración, Título primero, Capítulo único, Artículo 2. Consultado el 14 de diciembre de 2016, disponible en http://www.dof.gob.mx/nota_detalle.php?codigo=5190774&fecha=25/05/2011

Kropotkin, Piotr, 2009. La selección natural y el apoyo mutuo. Madrid, Consejo Superior de Investigaciones Científicas.

Navarrete Linares, Federico, 2008. Los pueblos indígenas de México. México, CDI, 2008. 141 p. Consultado el 14 de diciembre de 2016, disponible en http://www.cdi.gob.mx/dmdocuments/monografia_nacional_pueblos_indigenas_mexico.pdf

Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), 2015. Informe sobre Desarrollo Humano 2015. Nueva York, Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo. Consultado el 14 de diciembre de 2016, disponible en http://hdr.undp.org/sites/default/files/hdr_2015_report_sp.pdf

Secretaría de Gobernación (SEGOB), 2016, Informe de víctimas de homicidio, secuestro y extorsión 2016. “Reporte mensual del número de víctimas de homicidio, secuestro y extorsión en averiguaciones previas y carpetas de investigación iniciadas por las agencias del ministerio público de cada entidad”. México, SEGOB, SESNSP.

Seguridad, Justicia y Paz (SJP), 2016. The 50 Most Violent Cities in the World 2015. México, Seguridad, Justicia y Paz. Consultado el 14 de diciembre de 2016, disponible en http://www.seguridadjusticiaypaz.org.mx/biblioteca/prensa/send/6-prensa/231-caracas-venezuela-the-most-violent-city-in-the-world

[1] Los nombres fueron cambiados para proteger las identidades de los entrevistados.

Anuncios