De otras fronteras: Brexit y la negociación Reino Unido – Unión Europea sobre la frontera de Irlanda

Por Valeria Giannuzzi

Londres, Abril 2019

vgiannuzzidcs@colef.mx

Escribir sobre Brexit en estos días presupone el riesgo que los eventos sobrepasen las palabras, y que todos los razonamientos e intentos de aclaraciones se queden atrás. 

Como se ha visto, la fecha del 29 de marzo 2019, indicada en pasado como la última y definitiva para la salida del Reino Unido de la Unión Europea, ha sido otra vez postergada.

En el mes de abril 2019 la primera ministra Theresa May pidió a los líderes europeos la enésima extensión para la actuación del artículo 50, indicando primero la fecha del 12 de abril, y otra vez la del 30 de junio. El Parlamento europeo votó y aprobó la extensión concediendo hasta el 31 de octubre, aunque ahora la cuestión se hace cada vez más delicada, ya que se acercan las elecciones europeas, a las cuales ya no queda claro si el Reino Unido participará o menos. 

Las elecciones son previstas para el 26 de mayo 2019, y la presencia de los parlamentarios ingleses puede cambiar profundamente los equilibrios, incluso algunos tienen la esperanza de que votando para los partidos a favor de la Unión Europea, se logre un nuevo referéndum. El gobierno inglés puede organizar las elecciones generales antes de esta fecha y así salir de la Unión Europea, aunque esta solución parece bastante difícil de obtener ya que en más de dos años y medio, nunca se llegó a un acuerdo, ni al interior del gobierno inglés, y tampoco con los líderes europeos de los demás 27 Estados Miembros.

Hay numerosos factores que impiden un “divorcio” sencillo, y aunque el Reino Unido siempre tuvo una posición peculiar en comparación a los demás Estados Miembros, salir por completo de la Unión Europea implica negociar acerca de los temas más diversos, desde los reglamentos sobre alimentos, a la protección de datos, hasta por supuesto, el movimiento tanto de bienes como de personas.

Uno de los temas más complejos de resolver y que con razón se encuentra al centro de los negociados, es el de la frontera entre Irlanda y Norte de Irlanda, visto por varios analistas políticos como la “clave” capaz de desbloquear esta situación de escaño.

Mapa Reino Unido e Irlanda [Irlanda del Norte en verde oscuro]

Fuente: Wikimedia Commons

La República de Irlanda colinda con Irlanda del Norte por una extensión de 499 km: esta sería la única frontera terrestre que separaría el Reino Unido de la Unión Europea.

Al momento ambos países, formando parte de la UE, responden a las mismas leyes de aduana y por lo tanto no necesitan de controles particulares. La frontera entre los dos países es considerada “suave”, no hay muros ni controles fronterizos y se puede pasar de un país al otro sin casi darse cuenta. Tal condición parece similar a los demás países de la Unión Europea una vez introducida la convención de Schengen, sin embargo hay una historia de guerra y conflicto muy reciente en este espacio, y se teme la alteración de un equilibrio muy precario.

La paz fue ratificada en el acuerdo de Viernes Santo de 1998, y ponía fin al conflicto entre los unionistas de Irlanda del Norte, protestantes y a favor de preservar los lazos con el Reino Unido, y los republicanos irlandeses, católicos y partidarios de la integración de la provincia en la República de Irlanda (McKittrick & McVea, 2001). El conflicto duraba desde 1968 y causó la muerte de unas 3,500 personas hasta 1998. 

De acuerdo con Kevin O’Rourke (2019), entre los puntos del acuerdo, se ratificaba la posibilidad para Irlanda del Norte de juntarse en cualquier momento a la República de Irlanda si así lo quisiera, y que todas las personas nacidas en Irlanda del Norte tienen derecho a ambas ciudadanías, irlandesa y británica.  El Acuerdo del Viernes Santo es visto como un triunfo de negociaciones pacíficas. Queda claro, sin embargo, como tales pactos se hayan tomado con relativa facilidad en relación a estos temas, ya que ambos países formaban parte de la Unión Europea. Tanto el Reino Unido como la República de Irlanda rechazaron la idea de reconstituir una frontera “dura”, con controles fronterizos y aduaneros, ya que el riesgo de reavivar una división es algo que nadie desea.

Pero una vez que el Reino Unido salga de la Unión, ¿cómo se puede lograr el mantenimiento del equilibrio? Con el fin de preservar la paz en esta región, una de las propuestas es que en caso de Brexit “duro”, o sea sin acuerdo, se quede algo denominado “backstop”, o sea una “red de seguridad”. En pocas palabras, con el fin de mantener la frontera tal como es ahora, la propuesta es de mantener al Reino Unido bajo la misma unión aduanera hasta que no se alcance un acuerdo conjunto. 

Los unionistas y los conservadores son los más críticos hacia esta propuesta, ya que una de las promesas principales del Brexit sería justamente la de una mayor independencia comercial del Reino Unido que, de esta manera, no tendría. La propuesta de la UE, de acuerdo con Ventura (El Economista en línea, 14 de noviembre de 2018) es que Irlanda del Norte permanezca indefinidamente dentro de las normas de la Unión Europea, de manera que la frontera se movería del interior de Irlanda al estrecho entre la isla y la de Gran Bretaña. Esta solución tampoco convence, ya que introducir una nueva frontera para salvar a otra parece injusto, y crearía profundas divisiones al interior del país, forzado a poner leyes y barreras para liberarse de la membresía europea. A la fecha, no hay todavía una solución que aparezca satisfactoria para ambas partes y que justifique el divorcioen términos económicos, políticos y sociales.

Frontera irlandesa en Lenamore Road 

Fuente: Wikimedia Commons

Contando además la cuestión migratoria, la frontera irlandesa pondría nuevos problemas con relación a las ciudadanías, pertenencias, identidades y (ir)regularidades. De acuerdo con una declaración de 2016 de Philip Hogan (The Guardian en línea, 9 de mayo de 2016), ex ministro del gabinete irlandés, ya había una preocupación difundida entre los políticos irlandeses a que las ciudades fronterizas de la República irlandesa se convirtieran en “las nuevas Calais”, o sea que los migrantes utilizarían el derecho de libertad de movimiento dentro de la Unión Europea para poder luego entrar de manera irregular a Reino Unido a través de la Irlanda del Norte. 

Es evidente por lo tanto como esta frontera sea particularmente delicada y las cuestiones alrededor de ella radican más allá de las recientes configuraciones geopolíticas. Desde afuera se ha admirado a la Unión Europea como el ejemplo más exitoso de integración económica de la historia. Pero no se debe olvidar que las fronteras aún existen y aún juegan un rol importante. Si a otras latitudes de la misma Europa se asistió al éxito de la abolición de muros y divisiones, el reto del Reino Unido hoy es lo de entender cuáles son los confines importantes para su soberanía y cuál es el precio a pagar: en ningún caso será barato, ya que no es posible considerar a los factores económicos sin los políticos, históricos, sociales, y todas las consecuencias que llevaría una actitud superficial acerca de esta barrera que hoy es invisible y que presupone la presencia de muchas otras para poder existir.

Bibliografía

McKittrick, David; McVea, David (2001). Making Sense of the Troubles, Penguin Books Ltd.

O’Rourke, Kevin (2019) A short History of Brexit. From Bentry to Backstop, Pelican Books

Páginas web consultadas:

–       https://www.eleconomista.es/internacional/noticias/9519188/11/18/Por-que-la-frontera-de-Irlanda-es-el-mayor-escollo-para-el-acuerdo-del-Brexit.html

–       https://fullfact.org/europe/eu-referendum-and-irish-border/

–       https://www.lettera43.it/it/articoli/mondo/2019/04/14/regno-unito-elezioni-europee-2019/231214/

–       https://www.publico.es/internacional/brexit-clave-brexit-frontera-irlanda.html

–       https://www.theguardian.com/politics/2016/may/09/brexit-irish-border-new-calais-eu-commissioner-phil-hogan

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s