Migrantes en tránsito

Niñas, niños y adolescentes migrantes centroamericanos no acompañados. Riesgos asociados a su tránsito por México

Por Chantal Lucero Vargas*

Fuente: (Archivo/ SISPSE.COM)

Fuente: (Archivo/ SISPSE.COM)

La migración en tránsito por México que tiene como puerta de entrada la frontera sur se conforma principalmente de personas provenientes de Centroamérica y el Caribe, América del Sur, así como de otros continentes. Sin embargo, los principales estudios en relación a la migración en tránsito por México se han centrado en personas provenientes de lo que se conoce como el triángulo del norte, esto es: Guatemala, Honduras y El Salvador. Lo anterior es así porque tan sólo estos países en su conjunto representan el 87.2% de total de detenciones realizadas por el Instituto Nacional de Migración (INM), en este sentido, según datos de la Secretaría de Gobernación y el propio Instituto, de enero a abril de 2016 han sido detenido y presentados ante el INM un total de 53,766 migrantes; de este total 46,887 son provenientes de algún país del triángulo del norte y, de esta cantidad, 9,919 son menores de 18 años.

CONTEXTO DE LA MIGRACIÓN DE NIÑAS, NIÑOS Y ADOLESCENTES MIGRANTES NO ACOMPAÑADOS EN TRÁNSITO POR MÉXICO.

            Hay varios factores que inciden en la migración de niñas, niños y adolescentes migrantes centroamericanos no acompañados, entre ellos se encuentran:

  1. a) Reunificación familiar. La reunificación familiar es una de las principales causas de la migración infantil. Cuando un padre o madre de familia migra, y si éstos tienen hijos pequeños, dejan a los mismos a cargo de algún familiar que generalmente son los abuelos o algún tío o tía, sin embargo, cuando estos niños están los suficientemente fuertes para viajar solos, emprenden la travesía de salir de sus países de origen para encontrarse con su padre, madre o ambos en el país de destino.
  2. b) Violencia en sus lugares de origen. En este sentido las Maras tienen mucho que ver, las niñas, niños y adolescentes que deciden emigrar lo hacen porque no quieren ser reclutados o enganchados por las Maras. Los niños y adolescentes varones son los más propensos a ser reclutados y si los mismos dan una negativa hacia dicha reclutación, saben que la consecuencia es una sentencia de muerte.
  3. c) Busca de mejores oportunidades de vida. Hablando exclusivamente de los países que conforman el triángulo del norte, los mismos son países carentes de oportunidades de superación, por lo anterior, muchas niñas, niños y adolescentes, salen de sus países con la idea de lograr tener una vida mejor.

¿Cuáles son los recursos con los que cuentan al migrar las NNAM en tránsito por México?

            Los siguientes datos son parte de una investigación aún en proceso, en la cual hasta la fecha se han entrevistado niñas, niños y adolescentes migrantes no acompañados entre 8 y 17 años en cuatro estados de la república y en nueve ciudades tales como Ciudad de México, Chiapas (Tuxtla Gutiérrez, Tapachula, Arriaga), Tabasco (Tenosique, Villahermosa, Palenque) y Oaxaca (Ixtepec y Oaxaca de Juárez), a pesar de cómo ya se mencionó, es una investigación aún en proceso, la misma ya ha arrojado algunos datos interesantes.

            a). La mayoría de estos NNAM no acompañados no tienen planeado su viaje migratorio. A diferencia de la mayoría que viajan acompañados, estos niños salen generalmente por la violencia que se da en sus lugares de origen, principalmente por las maras y también salen huyendo por motivos de sus preferencias sexuales.

           b). Salen de un día para otro. En este sentido sólo salen con lo que pueden llevar en una mochila, como un cambio de ropa, documentos básicos y el dinero que puedan juntar.

            c). Carecen del apoyo económico por parte de su familia. La mayoría de las niñas, niños y adolescentes entrevistados, al preguntarle por el apoyo de su familia comentaron que sí tienen contacto con ellos una vez que emprenden el viaje pero sólo como apoyo moral, no como apoyo económico, por lo que, la mayoría de estos niños se ven en la necesidad de pedir limosna o charolear como ellos refieren a este acto de pedir ayuda para continuar con su viaje.

            d). Conocen los peligros a los que se exponen. Si bien los países de origen aducen que hacen muchas campañas sobre los riesgos que conlleva migrar en una situación de irregularidad, al preguntarle a estos niños si el gobierno de sus países hacían campañas advirtiendo de estos peligros, los mismos contestaban que no. Sin embargo al preguntarles si sabían los peligros a los que se exponían al viajar solos, estas niñas, niños y adolescentes migrantes no acompañados, contestaban que sí sabían los peligros pero que no los importaba, que si se quedaban en sus países de origen o los mataban las maras o simplemente no tenían un futuro, por lo que preferían morir intentando llegar a los Estados Unidos que permanecer a su país.

            e). Tienen un total desconocimiento de sus DDHH como inmigrantes. La mayoría de estas niñas, niños y adolescentes migrantes no acompañados, tiene un total desconocimiento que son sujetos de derechos humanos, independientemente de su situación migratoria.

            f). Tienen una falsa percepción de que EEUU los va a recibir con los brazos abiertos”. Parte de esta necesidad de llegar a los Estados Unidos es que la mayoría de estas niñas, niños y adolescentes migrantes no acompañados, los que no van por reunificación familiar, tiene la falsa percepción que, una vez llegando al vecino país del norte, van a ser recibidos por las autoridades migratorias de ese país y les van a dar refugio.

PELIGROS A LOS QUE SE EXPONEN LAS NIÑAS, NIÑOS Y ADOLESCENTES MIGRANTES NO ACOMPAÑADS EN TRÁNSITO POR MÉXICO

            Es muy fácil entrar a México por la frontera sur, es una frontera demasiado porosa. En relación a las niñas, niños y adolescentes migrantes no acompañados: ¿qué es a lo que se enfrentan a entrar a territorio mexicano?

  1. Política de inmigración del Estado mexicano (contención).
  2. Son sumamente propensos a ser víctimas de secuestro, tráfico y trata de personas, así como de una serie violaciones a sus derechos humanos por parte de las autoridades migratorias.
  3. En virtud de su irregularidad, los mismos buscan rutas menos vigiladas las cuales son más peligrosas lo que los hace mucho más vulnerables de lo que ya son per se.

            Una de las causas de la vulnerabilidad de la migración infantil en tránsito por México es su invisibilidad, en este sentido, no se pueden saber con exactitud el número de niñas, niños y adolescentes migrantes, acompañados o no acompañados, en tránsito por México, sólo se tiene conocimiento de esta población cuando los mismos son detenidos en algún punto de su trayecto para posteriormente continuar con el procedimiento de retorno asistido o, si procede, de regularización de su situación migratoria (refugio o visa humanitaria).

            Según datos de UNICEF México (2014) y en relación a la niñez migrante, México registra una presencia sostenida de dos tipos de flujos migratorios: a). los que migran para trabajar en el Estado de Chiapas (principalmente en las zonas cafetaleras) y; b). los que transitan por esta frontera con el objetivo ulterior de llegar a los Estados Unidos de América. ¿qué es lo que implica esta migración?, implica que estas niñas, niños y adolescentes migrantes no acompañados que salen de sus países de origen y emprenden la travesía de migrar a otro país por vías irregulares, lo que los expone a graves violaciones a su integridad física y a sus derechos humanos.

¿Cuáles son los peligros a los que se enfrentan estas NNAM no acompañados durante su tránsito por México?

            a). La autoridad. Estos niños aprenden a sortear muy bien a las autoridades migratorias para no ser detenidos, una de estas formas es buscando rutas más peligrosas mismas que son menos vigiladas para no toparse con los agentes migratorios. En algunos casos, si se llegan a topar con las autoridades migratorias, saben que tienen que pagar una “cuota de paso” por eso siempre tratan de llevar dinero con ellos, en el sur, esta es una práctica muy usual entre las autoridades migratorias.

            b). Robos y extorsiones. Al entrevistar a estas niñas, niños y adolescentes no acompañados, todos concuerdan que la mayoría han sido asaltados en algún punto del trayecto, ya sea por pandillas o por los mismos migrantes, curiosamente la mayoría comentó que lo primero que les piden son los zapatos.

            c). Malos tratos y actos de discriminación, racismo y xenofobia. La migración es y seguirá siendo algo muy estigmatizado, tristemente a los migrantes se les criminaliza por es simple hecho de ser migrantes lo que desemboca en malos tratos y actos de racismo, discriminación y xenofobia tanto por parte de la autoridad como de la sociedad civil. En este punto, la frontera sur, si bien es cierto que hay muchos grupos pro-migrantes, tiende más a rechazar a la población migrante, a diferencia de la frontera norte la cual tiene más tolerancia hacia el migrante.

            Al preguntar a la sociedad civil por qué se da este fenómeno señalan que, por desgracia, sí ha habido migrantes que han asaltado a personas de la sociedad civil, en este sentido la misma sociedad ya no se siente segura y tiende a criminalizar a los migrantes.

            d). Crimen organizado. El crimen organizado también ha visto en los migrantes un nicho para sus actividades delictivas, ¿cómo se da esto? mediante el tráfico de personas, extorsión y secuestros de los propios migrantes o enganchando a los mismos en sus actividades ilícitas. Paradójicamente estos migrantes vienen huyendo de la violencia que se da en sus países de origen para encontrarse con la violencia que hay en los países de tránsito, en este caso México.

            e). Abuso físico o sexual. Como parte de su vulnerabilidad y de los peligros a los que se enfrentan en su travesía las NNAM no acompañados, es precisamente el abuso físico y verbal por su condición de migrantes y el abuso sexual. Actualmente es una práctica muy común entre las mujeres migrantes, el uso de una inyección anticonceptiva que dura tres meses porque saben que van a ser propensas a violaciones sexuales, tristemente las mismas lo ven como el precio que tiene que pagar durante el tránsito desde su país de origen hacía el país de destino.

            f). Trata de personas con propósitos laborales o sexuales. El Diagnóstico Nacional sobre la Trata en México de la Oficina de las Naciones Unidas sobre las Drogas y el Delito (UNODC) (2014). Ha señalado que la principal modalidad parece ser la trata de personas con fines de explotación sexual.

            En este sentido, siempre se piensa que el grupo más propenso a sufrir este tipo de abusos son las niñas si hablamos de género, sin embargo, el mismo reporte nos señala que los hombres también están en riesgo de ser víctimas de trata de personas con fines de explotación sexual, sobre todo en el caso de varones menores de edad, sin embargo la evidencia sugiere que los mismos son relativamente más vulnerables a la trata de personas con fines de trabajo forzado.

            Si bien la opinión de la mayoría es que las niñas son más vulnerables, actualmente tanto niñas como niños, en igualdad de circunstancias, son propensos a todos los peligros antes mencionados.

 REFLEXIONES FINALES   

            La migración de NNAM no acompañados se da en un contexto de excesiva vulnerabilidad, no lo hacen por gusto, lo hacen orillados por las circunstancias de violencia y precariedad económica que se dan en sus países de origen, siempre buscando una vida mejor.

            A pesar de sus características especiales que los hacen sujetos de vulnerabilidad (edad y que viajan no acompañados), las NNAM no acompañados provenientes del triángulo del norte que cruzan la frontera sur de México teniendo como destino final los Estados Unidos de América, se enfrentan a la política de inmigración implementada por el Estado mexicano, la cual está orientada principalmente, en la contención de la migración irregular. En este sentido, la situación de vulnerabilidad que enfrentan las NNAM no acompañados que transitan por territorio mexicano los hace víctimas potenciales en muchas ocasiones de secuestro y trata de personas, así como de violaciones a sus derechos humanos por parte de las autoridades migratorias; también, en virtud de su irregularidad, estas NNAM no acompañados se ven en la necesidad de buscar rutas menos vigiladas, las cuales son más peligrosas y, en muchos casos, ponen en peligro sus vidas.

            El Estado mexicano se encuentra en la disyuntiva, por una parte, de cumplir con sus obligaciones contraídas en ámbito de derecho internacional en relación de garantizar y promover los derechos humanos de toda persona bajo su jurisdicción independientemente de su situación migratoria, lo que incluye a las NNAM no acompañados, sin embargo, por otra pate, se encuentra en la disyuntiva de la implementación de su política migratoria, la cual más que basarse en los derechos humanos pareciera que está basada en una política de contención de la migración irregular. ¿por qué decimos esto? porque en la actualidad el Estado mexicano ha incrementado sus puntos de control migratorio, aumentado las detenciones arbitrarias y la aplicación de una política enfocada más hacia la seguridad nacional que a la protección de los derechos humanos.

¿Cómo se podría cambiar el contexto actual de la política de inmigración del Estado mexicano?

            Se tendría que crear una política pública integral que abarque tanto al país de origen, el país de tránsito y el país de destino. Sólo trabajando en conjunto se pueden lograr cambiar un poco el contexto de estas migraciones, sobre todo poniendo especial énfasis en los países de origen. La mayoría de las legislaciones en el mundo ven a las niñas, niños y adolescentes migrantes como sujetos vulnerables y, por lo tanto, como sujetos de protección, sin embargo, recientemente este concepto ha empezado a cambiar. Actualmente y en relación a las NNAM no acompañados, actualmente hay una nueva corriente que busca no ver a las niñas, niños y adolescentes migrantes no acompañados como un grupo vulnerable, sino verlo como lo que verdaderamente son, como verdaderos sujetos de derechos humanos.

            Por las anteriores consideraciones debe de empoderarse a las niñas, niños y adolescentes migrantes no acompañados haciéndolos consientes de su calidad de sujetos de derechos humanos, sin embargo, este empoderamiento no se dará solo, se necesita la acción conjunta del gobierno y de la sociedad civil para crear políticas migratorias que no únicamente protejan a la niñez migrante sólo por considerarlos como grupo vulnerable, sino que se enfoquen que son seres humanos y como tal son sujetos de derechos, mismos derechos que derivan de su dignidad humana independientemente de su edad y estatus migratorio.

FUENTES

Diagnóstico Nacional sobre la Trata en México de la Oficina de las Naciones Unidas sobre las Drogas y el Delito (UNODC) (2014). Consultable en: https://www.unodc.org/documents/mexicoandcentralamerica/Diagnostico_trata_de_personas.pdf

Protocolo para prevenir, reprimir y sancionar la trata de personas, especialmente mujeres y niños que contempla la la Convención de las Naciones Unidas contra la delincuencia organizada trasnacional. Protocolo de Palermo (2000). Consultable en: http://www.accem.es/ficheros/documentos/pdf_trata/Protocolo_Palermo_-_ESP.pdf

UNICEF México (2014). UNICEF por los Derechos de la Niñez Migrante. Consultable en: http://www.unicef.org/mexico/spanish/proteccion_12170.htm

www.politicamigratoria.gob.mx

*Mta. Chantal Lucero Vargas, estudiante del Doctorado de Ciencias Sociales con Especialidad en Estudios Regionales del Colegio de la Frontera Norte. 

Anuncios

La Bestia y algunos daños a la salud para quienes se transportan en ella

Por Maya Cervantes

Las personas que entran a México de forma irregular con la finalidad de tener una vida mejor, lo hacen en diferentes medios de transporte y siguiendo varias estrategias, las cuales resultan en diversas formas de movilidad, cada una de ellas puede devenir en diferentes daños en su salud.

Por movilidad se entiende en esta reflexión como el trayecto que se hace de un punto hacia otro, el cual “está imbuido por significados y poder” (Cresswell, 2006: 3) y puede ser experimentado tanto por un individuo como por un grupo de personas. Asimismo, en este apartado se entiende como salud a “un estado de completo bienestar físico, mental y social, y no solamente la ausencia de afecciones o enfermedades” (OMS, 1948: 100).

Las causas de las migraciones y las experiencias peligrosas con las que se encuentran las personas durante éstas, son consecuencia de políticas y prácticas existentes dentro de las sociedades, los sistemas políticos y los económicos particulares de cada lugar y su interacción con los sistemas globales, expresados por ejemplo en violencia, desempleo, bajos ingresos, marginación, racismo, separación familiar, pérdida o invasión de tierras o concesión de permisos migratorios de forma discriminatoria. Es así que estos peligros al cargarse de significados sociales pueden volverse un riesgo dentro de los imaginarios, tanto para los migrantes que se desplazan como para las sociedades que los miran moverse o que los acogen. De esta forma, actualmente la inmigración que hacen las personas sin documentos puede ser vista metafóricamente como un riesgo de dos caras: para la sociedad o la cultura que observa a estas poblaciones desde afuera y el que padecen los mismos inmigrantes debido a los peligros con los que se encuentran durante su trayecto (Ruiz, 2005).

Es bien sabido que uno de los medios de transporte más visible y peligroso que toman los migrantes irregulares, la mayoría de ellos provenientes de Centroamérica (INM, 2015), es el que se hace por las diferentes rutas ferroviarias que atraviesan México, mejor conocida como La Bestia, nombre que por sí mismo refleja los imaginarios construidos, basados en experiencias que han dañado la salud de algunos y a otros les ha costado la vida.

Mucho se ha hablado sobre este tema, especialmente en los medios de comunicación y sobre su peligrosidad debido a las caídas del tren (Ver García, 2015; Henríquez, 2014) y a los grupos delictivos que asaltan a los que optan por este medio de transporte (Ver Izquierdo, 2014; Jiménez, 2014). También es necesario comentar que debido a estas mismas condiciones de peligrosidad y por otras como son los retenes migratorios, las rutas y medios de transporte se encuentran en constante cambio (Chávez y Landa, 2012: 11-13; Pérez, 2015). Esto no quiere decir que la peligrosidad de tomar el tren haya disminuido. O que por ello se daba de dejar de visibilizar estos problemas.

Es así que durante el año pasado y a principios de éste, varios migrantes dieron testimonio de lo que habían experimentado durante su viaje sobre el tren. Los riesgos comienzan con sólo abordarlo debido al movimiento. También se comenta que en algunos puntos se deben hacer pagos a los grupos delictivos, situación que causa incertidumbre y temor, lo que termina por disuadir a algunos de tomar el tren: “Que íbamos a hacer al tren si dicen que le cobran un dinero allí los Zetas y no tenemos para pagarlo y luego lo matan a uno si no tiene como pagar. Entonces ya en estos lugares y así si nos llegara a pasar algo ya es la decisión de Dios.” (Héctor[i], migrante hondureño, 2015).

También se debe tomar una decisión sobre qué tren abordar, pues algunos de ellos mencionaron que los trenes que recorren estas rutas pueden tener diferentes cargamentos y entre éstos hay cargas químicas. Los migrantes experimentados saben que estos vagones deben ser evitados, pero a veces no lo hacen, ya sea por desconocimiento del daño potencial, por apresurar su viaje o por necesidad.

Otro problema de salud viene cuando ya están sobre el tren y éste llega a partes donde existen temperaturas extremas en el país. Por ejemplo, experimentar bajas temperaturas puede ser algo inesperado, sobre todo para los que viajan sin mucha información, ya que no sospechan que se llegue a sentir de esa forma el frío, especialmente porque no llevan la ropa adecuada y porque sus cuerpos tienen contacto con el metal. Uno de los migrantes narraba que le dolían mucho las manos por el frío cuando en la madrugada pasaron por Apizaco, Tlaxcala. Otro prefirió no llevar a su familia por esa ruta, pues él ya había cruzado por ahí con anterioridad y esto fue lo que mencionó:

Es que ella [su esposa] me dice, ella me dice a mí que frío ¿frío? le digo yo. Frío cuando yo pasé en el tren acá. Yo vine a dar a Puebla en el tren yo me acuerdo que llegué de madrugada como a las cinco de la mañana. Traía una camisa y brincábamos así y esto lleno de sangre y reventado aquí amor [los labios]. (Héctor, migrante hondureño, 2015).

Durante la ruta del tren, como se mencionó al principio, existe el peligro de los asaltos como narra Roger: “

Bueno antes era menos difícil ahora es más difícil por los problemas de secuestro. Por los problemas de que los ladrones en tren el otro día robaron el tren después de los túneles, ahorita en este viaje. Pero eran los mismos que trabajan en el tren. […] Ajá.  Y nos pusieron una metralleta, no sé cómo le dicen ustedes, un arma larga, nos sacaron todo, nos juntaron todo pues lo que traíamos. Nos robaron lo único que traíamos, a mí me robaron mil pesos. […] Lastimarnos no, pero si nos humillaron y todo. Nos trataron bien feo. Nos dijeron que nosotros éramos unos ladrones, que nosotros veníamos robando en el tren. (Roger, migrante hondureño, 2016).

Aunque en este testimonio no habla de un daño físico directo, si se habla de humillación, lo cual constituye un daño al bienestar mental. Aquí hay otro testimonio de un asalto, pero narrado en un tono diferente:

Ángel: sólo que nos asaltaron cuando veníamos allá en el tren, cuando veníamos en el camino por las Choapas allá que le dicen.

Entrevistadora: ¿Los lastimaron?

Ángel: golpes así nada más leves. Pero nada de lo duro, porque solo así me dieron nada más aquí en la cara [esboza una sonrisa] de plano no tenía fuerza, bueno, no sentí mucho (risas). (Ángel, migrante guatemalteco, 2015).

En este testimonio Ángel mantiene el buen ánimo a pesar de la experiencia, y al parecer los golpes que recibió ya se habían curado al momento de la entrevista. Como se mencionó antes, uno de los peligros más grandes es caer del tren, estas caídas pueden darse por diferentes razones, entre ellas se encuentran porque alguien los empuja, por resbalarse, por quedarse dormidos o por huir de los agentes de migración: “[…] Porque cuando uno mira la Migración uno no haya que hacer, busca la forma de escapar y sálvese quien pueda pues. Y dicen que la muchacha se tiró del tren, cuando se tiró no sé cómo, sería la mala suerte y ella puso las manos en el tren, en la línea […] (Roger, migrante hondureño, 2016).

Con estos ejemplos se trató de mostrar una pequeña parte de las experiencias que causan daños a la salud por las que pasan diversos migrantes en tránsito irregular por México y específicamente los que deciden o se ven obligados a tomar el tren en todo o en alguna parte de su trayecto. Los ejemplos mostrados señalan diferentes facetas del imaginario de estas personas sobre el tren el cual está construido en experiencias tangibles que les sucedieron a ellos mismos o a otros.

El cruzar por México es un asunto peligroso, especialmente si se es de Centroamérica, sin documentos, pobre, menor de edad y/o mujer. El cruzar en tren puede implicar una serie de situaciones adversas entre ellas: ser asaltado, extorsionado, contaminarse con químicos, padecer el clima extremo y caer del tren. Estos riesgos se reflejan en daños concretos a la salud, tanto física como mental que contribuyen a la construcción de significados e imaginarios basados en las experiencias que van teniendo estas personas durante el desplazamiento.

Para terminar sólo quiero poner la reflexión que hacía un migrante. Él comentaba que si no lograba llegar a su destino, iba a haber perdido dos años de su vida en las que no hizo más que preparase, viajar y tratar de establecerse. Además él iba a ser dos años más viejo debido a todas las penurias por las que tuvo que pasar para realizar y seguir el trayecto. Así este viaje en sí mismo, como se dijo al principio se ha vuelto una “metáfora del riesgo en la globalización (Ruiz, 2005: 611), es un peligro inminente para la salud de muchas de estas personas y ellos y todos nosotros lo sabemos.

 

Bibliografía:

 

Chávez Galindo, Ana María y Landa Guevara, Antonio (2012). “Migrantes en su paso por México: nuevas problemáticas, rutas, estrategias y redes” [ponencia]. Sesión: Inseguridad, violencia y movilidad internacional. XI Reunión Nacional de Investigación Demográfica en México. Realizada del 30 de mayo a 1ro de junio de 2012, Aguascalientes, SOMEDE, disponible en <http://www.somede.org/xireunion/ponencias/Migracion%20internacional/147Pon%20Ana%20Ma%20Chavez-Antonio%20Landa.pdf>, consultada el 6 de marzo de 2016.

Cresswell, Tim (2006). “The Production of Mobilities: An Interpretive Framework”. En On the Move: Mobility in the Modern Western World, Routledge, New York, pp. 1-24.

García, Bernardo (2015). “Cae de ‘La Bestia’ un migrante”. Zócalo Saltillo. 5 de octubre de 2015, disponible en <http://www.zocalo.com.mx/seccion/articulo/cae-de-la-bestia-un-migrante-1444023242>, consultada el 6 de marzo de 2016.

Henríquez, Elio (2014). “Niño migrante cae del tren y muere arrollado por ‘La Bestia’ en Chiapas”. La Jornada en Línea. “Sociedad”. 30 de abril de 2014, disponible en <http://www.jornada.unam.mx/ultimas/2014/04/30/nino-migrante-cae-del-tren-y-muere-despedazado-por-la-bestia-en-chiapas-6279.html>, consultada el 6 de marzo de 2016.

Instituto Nacional de Migración (INM) (2015). “Extranjeros presentados y devueltos”. En Síntesis 2015. Estadística migratoria. México, D. F., Secretaría de Gobernación, pp. 29-35.

Izquierdo, Martha (2014). “Asalto a tren que salió de Arriaga deja a 4 migrantes muertos y 3 heridos”. Chiapas Paralelo. “Chiapas”. 17 de abril de 2014, disponible en <https://www.chiapasparalelo.com/noticias/chiapas/2014/04/asalto-a-tren-que-salio-de-arriaga-deja-varios-migrantes-muertos-y-heridos/>, consultada el 6 de marzo de 2016.

Jiménez, Daniela (2014). “Asalto a tren La Bestia deja un migrante muerto y dos heridos”. La Opción de Chihuahua, “Nación”. “Archivo”. 15 de junio 2014, disponible en <http://laopcion.com.mx/noticia/45374>, consultada el 6 de marzo de 2016.

Organización Mundial de la Salud (OMS) (1946). Official Records of the World Health Organization, Nº 2, pp. 100.

Pérez Corona, Fernando (2015). “Más de ocho mil migrantes dejan La Bestia y cruzan México a pie”. Excelsior. “Estados”, 25 de febrero de 2015, disponible en <http://www.excelsior.com.mx/nacional/2015/02/25/1010322>, consultada el 6 de marzo de 2016.

Ruiz, Olivia (2005). “La inmigración indocumentada como metáfora de riesgo en la globalización”.  Estudios Sociológicos. Vol. XXIII, Núm. 2, mayo-agosto, pp. 611-636, El Colegio de México.

[i] Todos los nombres fueron cambiados para proteger la identidad de las personas entrevistadas.